Problemas ecológicos globales de la biosfera: condiciones de conservación, resolución de problemas

La biosfera, la capa superior de la Tierra, en la que existen todos los organismos vivos, constituye el ecosistema global del planeta. Consiste en la hidrosfera, la atmósfera inferior y la litosfera superior. No hay límites claros de la biosfera, está en un estado constante de desarrollo y dinámica.

Desde la época de la aparición del hombre, se debería hablar de un factor antropogénico de influencia sobre la biosfera. En nuestro tiempo, la velocidad de esta influencia está aumentando especialmente. Estos son solo algunos ejemplos de acciones humanas que empeoran el estado de la biosfera: el agotamiento de los recursos naturales, la contaminación ambiental, el uso de las últimas tecnologías inseguras y la superpoblación del planeta. Por lo tanto, una persona puede influir significativamente en los cambios en el ecosistema global y lo hace más vulnerable.

Conservación de la biosfera

Ahora hablemos de los problemas de seguridad ecológica de la biosfera. Dado que la actividad humana representa una amenaza para el caparazón viviente del planeta, la influencia antropogénica conduce a la destrucción de ecosistemas y la destrucción de especies de flora y fauna, cambios en el relieve de la corteza terrestre y el clima. Como resultado, se forman grietas en la litosfera y huecos en la biosfera. Además, la naturaleza se puede dañar a sí misma: después de las erupciones volcánicas, la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera aumenta, los terremotos cambian los relieves, los incendios y las inundaciones provocan la destrucción de especies vegetales y animales.

Para preservar el ecosistema global, una persona debe tomar conciencia del problema de la destrucción de la biosfera y comenzar a actuar en dos niveles. Dado que este problema es de carácter global, debe resolverse a nivel estatal, lo que significa que debe tener una base legislativa. Los estados modernos desarrollan e implementan políticas destinadas a resolver los problemas globales de la biosfera. Además, cada persona puede contribuir a esta causa común: preservar los recursos de la naturaleza y utilizarlos de forma racional, eliminar los residuos y aplicar tecnologías que ahorren recursos.

problemas globales de la biosfera

Ya sabemos en qué tipo de problemas se encuentra nuestro planeta y por culpa de las personas mismas. Y esto no es culpa de los predecesores, sino de las generaciones actuales, ya que la mayor destrucción comenzó a ocurrir solo en el siglo XX con el uso de tecnologías innovadoras. El problema de la conservación de la Tierra comenzó a plantearse en la sociedad hace relativamente poco tiempo, pero, a pesar de su juventud, los problemas ambientales están atrayendo a un número cada vez mayor de personas, entre las que hay verdaderos luchadores por la naturaleza y la ecología.

Para mejorar de alguna manera el estado del medio ambiente y preservar algunos ecosistemas, es posible crear reservas naturales y parques nacionales. Conservan la naturaleza en su forma original, está prohibido deforestar y cazar animales en el territorio de las áreas protegidas. La protección de tales objetos y la protección de la naturaleza la proporcionan los estados en cuya tierra se encuentran.

problemas ecológicos globales de la biosfera
Cualquier santuario de vida silvestre o parque nacional es un paisaje natural en el que todo tipo de flora local crece libremente. Esto es especialmente importante para la conservación de especies vegetales raras. Los animales se mueven libremente por la zona. Viven como solían hacerlo en la naturaleza. Al mismo tiempo, las personas realizan una mínima intervención:

  • monitorear el número de poblaciones y la relación de individuos;
  • tratar a los animales heridos y enfermos;
  • en tiempos difíciles, tirar comida;
  • proteger a los animales de los cazadores furtivos que ingresan ilegalmente al territorio.

Además, los turistas y visitantes de los parques tienen la oportunidad de observar diferentes animales desde una distancia segura. Ayuda a acercar a las personas y al mundo natural. Es bueno llevar a los niños a esos lugares para cultivar en ellos el amor por la naturaleza y enseñarles que no puede ser destruida. Como resultado, la flora y la fauna se conservan en parques y reservas, y como no hay actividad antropogénica, no hay contaminación de la biosfera.

Deja un comentario